¿Qué está pasando, por qué tanta Transfobia?

Haces unos días una mujer trans era asesinada en París. Vanesa era su nombre, llego a París hace dos años con el sueño de una vida mejor, se dedicaba a ser trabajadora sexual. De hecho mientras trabajaba se encaro a un grupo de delincuentes que estaban increpando a un cliente suyo, los individuos la golpearon y la dispararon en el pecho hasta acabar con su vida en el bosque de Bolonia.

El sindicato de trabajador@s sexuales Strass de París emitió este comunicado:
Nuestra colega Vanesa CAMPOS a sido asesinada.
Una vez más estamos bajo choque. En la noche del día 17 al 18 de agosto, hemos recibido varios mensajes y llamadas de las colegas del bosque de Boulogne, señalandonos la agresión y la muerte de Vanesa.
7 ou 8 hombres la atacaron. Esto es el resultado de otras agresiones pasadas. Al parecer probablemente una banda de hombres que agrede a las trabajadoras de sexo y a los clientes para robarlos. Este fenómeno de bandas que ataca las trabajadoras de sexo está creciendo actualmente en toda la región de L’Ile De France. Aquellas que tratan de auto organizarse para defenderse, son después perseguidas por separado.

Hoy lloramos está perdida, y nos sentimos solas como siempre. Los asesinatos de mujeres trans trabajadoras de sexo no son nada raro. Esto es un fenómeno recurrente y constantemente nosotros tratamos de alertar la opinión pública y las autoridades sobre estas violencias.

Desafortunadamente como siempre, nos encontramos solas.

Porque la vida de una mujer trans y trabajadora de sexo importa si poco ? Porque nuestros muertos, ellas son tratadas como algo insignificante? Porque los periodistas son tan ignorantes y irrespetuosos proponiendo un título sobre la muerte de un “prostituto travesti” y continúan a burlarse de nuestra identidad de género fin a nuestra muerte ? La vida de una puta no vale nada ?

Nosotras tenemos en nosotras la extraña sensación que nuestros muertos no despiertan ninguna emoción.
Para nosotras no hay duelo nacional. Ni tampoco conmemoración oficial. La clase política se queda muda. Una vez que los artículos de prensa sensacionalistas pasan, es el regresó al silencio, y nosotras debemos regresar al trabajo con el miedo en el corazón, y preguntándose quién será una de las próximas víctimas.

Nuestras muertes han sido normalizadas. Una puta que muere, es como si fuera un personaje de un videojuego, que cualquiera mata, pero no es nada grave. Es un poco como una broma sexista, se ríe y después se pasa como si nada a otra cosa.
Una mujer trans asesinada, no es más que un <travelo> , este insulto que escuchamos todos los días en la calle, y este comentario al cual nos enfrentamos toda la vida, hasta de la parte de los movimientos políticos que se reivindican como progresistas y feministas.
Tu no eres una verdadera mujer.

Y nosotras comprendemos perfectamente lo que esto significa, o sea que nosotras no hacemos parte de esta humanidad normal la que tiene derecho al respeto de su vida?
Nosotras somos tratadas como una especie insignificante, que cualquiera puede aplastar como a un insecto. hasta el punto que la policía, aquellos que son pagados para proteger los ciudadanos normales, nos acosan cotidianamente, nos multan y rasgan nuestras carpas de trabajo, nos tratan de SEÑOR para humillarnos, y nos encierran en celdas para hombres, donde somos agredidas por otros detenidos.

Una inmigrante asesinada, es una persona de la cual se piensa que de todas maneras ella no tiene a nadie en Francia. Es una indeseable en menos. No habrá nadie para protestar al momento que su caso sea clasificado sin cargos, porque si su familia no la ha rechazado, entonces está demasiado lejos para defendedla.

En este momento nosotras somos su familia. Nosotras seguiremos viviendo para llevar su memoria. Continuaremos a vivir y esperando que de tanto resistir, un día, poco a poco el futuro será mejor, sobre todo para las jóvenes, y para todas las llegarán después de nosotras.
Todos conocen el actual contexto político, legislativo, administrativo y social que estamos viviendo.
Cada uno comprenderá y juzgará de que es lo que facilita o no las violencias.
Nosotras no necesitamos seguir insistiendo para denunciar, ya que lo hemos hecho desde hace mucho tiempo.
Sólo nos queda la tristeza, la amargura y la cólera.

Estamos reflexionando a nuestras acciones para los próximos días, y hacemos un llamado a la movilización contra las violencia

A esto ademas tenemos que sumarle los medios de comunicación que siguen confundiendo travesti con transexual.

En España tenemos una victima en Valladolid en estado de coma desde hace unas semanas. Después de haber sufrido un presunto “robo con violencia” producido por un menor de 15 años. A mi en este caso en el que me llega información diaria debido a que a parte de mis labores en respeta, coordino en Asociación de Transexuales Castilla y León (ATC) la sección de Delitos de Odio. Desde que me lo comunico L.S. fue un escalofrió el que recorrió mi cuerpo. Aunque la versión oficial nos habla de un robo con violencia, distintos indicios y la brutalidad de la agresión me hace pensar en otro tipo de delito. Ayer lo hablaba con compañeres trans. Me viene a la memoria Sonia, aquella joven asesinada en Barcelona en el año 91 por una paliza de un grupo de jóvenes Nazis de 16 a 18 años.

En este caso la policía descarta que haya habido “delito de Odio”, así como hay otras hipótesis como la de que entre el menor y la victima se hubiesen realizado relaciones sexuales. Es mucha información la que nos llega, que no sabremos la real hasta que no se despierte la victima. Y alguna de las hipótesis que barajamos en Respeta y ATC o como el mismo Esteban Ibarra con quien trabajamos en red no descarta. Mejor nos la guardamos por ahora.

A parte de algunos medios de comunicación que no prestan atención a las palabras que usan para referirse a las victimas, tenemos que sumar entidades que influyen en que la intolerancia aumente. Y administraciones que creen que con programas que acompañen a denunciar se acaba la lacra de la LGTBIfobia.

Nos pueden acompañar a denunciar, de poco nos sirve si no luego no hay abogados especializados en Delitos de Odio gratuitos, así como un fondo para procuradores y otros gastos que conlleva un juicio. La respuesta para esto es sencilla, “esta el turno de oficio” Probar un día a decirle a un abogado la estructura que hay detrás de algunos delitos de odio, a decirles que les vais a guiar en el caso. Ya sabemos donde nos mandará, mientras tocará hacer fiestas y eventos para pagar los juicios. No en todos los casos la justicia es gratuita.

A parte de esto hay que sumar, los privilegios como “utilidad Pública” del que disfrutan algunas organizaciones que influyen en el aumento de intolerancia. Donde algunos gobiernos miran para otro lado, y otro dan largas pero no terminan de aplicar medidas eficaces para que estas organizaciones dejen de financiarse con dinero público.

En nuestro caso sacábamos el jueves una campaña por change.org junto a otras entidades como pueden ser ATC, Transexualia, Son Nuestros Hijos, Movimiento Contra La Intolerancia. Para que quitasen la Utilidad Pública a Hazte Oir.

Aun que el Juzgado de Primera Instancia número 48 de Madrid dio por “acreditada” la relación de miembros de Hazte Oír con una organización de ultraderecha denominada El Yunque, nacida en México, como informaba el diario El Plural y otros medios de comunicación.

https://www.change.org/p/pedimos-a-partido-socialista-obrero-espa%C3%B1ol-y-al-presidente-del-gobierno-de-espa%C3%B1a-pedro-s%C3%A1nchez-gobierno-de-espa%C3%B1a-retire-la-calificaci%C3%B3n-de-utilidad-p%C3%BAblica-a-la-entidad-hazte-o%C3%ADr
Esta noticia, es opinión personal. La escribo a titulo personal, no como ningún cargo de entidad o entidades en las que soy portavoz.

Solo un punto más,

Cuando nos informamos de las redes de Odio, las uniones son globales. El colectivo Trans, así como el LGTBQI son los primeros al que apuntan algunos grupos que están dispuestos a lo que haga falta por su intolerancia en cualquier parte del mundo.

Igual que la ciudadanía democrática se unirá para defender los Derechos Humanos.

A.M.

Comments are closed