Amenazados con ser apuñalados en Lavapiés.

En la tarde de ayer, los compañeros de respeta Adolfo y Miguel Obrador activista bisexual residente en Dinamarca de visita en Madrid como todos los años por el Orgullo. Se encontraban en una concentración en el centro de Madrid.

Adolfo fue avisado por compañeras de respeta que había sucedido una agresión por acoso machista, en ese momento decidieron tomar camino a Lavapiés.

A la altura de Calle Santa Isabel, se encontraron la desagradable escena.

Un politoxicómano estaba golpeando el mobiliario urbano y amenazando a una abuela del barrio que le dijo que llamaría a la policía. A su vez este hombre insultaba y amenazaba a otro señor que se encontraba en la zona. Adolfo y Miguel pararon y se quedaron a una distancia de 3 metros de donde estaba el agresor. Sin decirle nada a esta persona altamente alterado, decidieron llamar a la policía y esperar a que viniesen. Debido a que el agresor seguía amenazando al señor y golpeando el mobiliario y estaban preocupados de que pudiese agredir a alguien.

Mientras esperaban que viniese la policía, el agresor siguió insultando y amenazando. Como Miguel y Adolfo seguían esperando que llegase las fuerzas del orden. El agresor empezó a increparles a ellos, que no decían nada para no empeorar la situación. En los cerca de 30 o 40  minutos que tardaron en llegar Adolfo llamo 4 o 5 veces a la policía. El agresor la tomo con Adolfo al cual insultaba y amenazaba al principio solo con gestos, y este no le contestaba, solo miraba. La situación se puso más seria cuando el agresor saco una navaja con 20 cm de filo y con ella en la mano y mostrándola amenazo a Adolfo con rajarle el cuello por llamar a la policía. En ese momento Miguel y Adolfo decidieron resguardarse en un bar que hace esquina entre calle Zurita y Santa Isabel.

El agresor estaba rondando fuera del bar con la navaja en la mano, y decidió continuar por calle zurita dirección a calle Atocha golpeando todo a su camino. Cuando los compañeros miraron a ver si se había ido, a los 5 o 10 minutos apareció la policía nacional. A la cual Adolfo le indico como iba vestido el agresor y por donde se había marchado.

Desde respeta entendemos que por el Orgullo los cuerpos de seguridad estén más ocupados, pero antes estas situaciones creemos que tardaron mucho en llegar, los compañeros de respeta pasaron momentos de verdadera tensión y preocupación. No sabemos como pudo haber acabado esta situación. Iniciada por llamar a la policía cuando este elemento increpaba y amenazaba a una persona mayor del barrio, que puede ser nuestra madre, nuestra tía, nuestra abuela, nuestra vecina.

Por ello si en estas fechas es necesario pedir refuerzos para la ciudad, que las autoridades competentes lo hagan. Para velar con más eficacia por la seguridad de los y las ciudadanas.  Y puedan llegar antes para resolver estas situaciones.

Agradecemos las llamadas de la policía en las horas de después para saber si estaban bien los compañeros de respeta.

Comments are closed