No podemos parar el Odio, si no hay leyes serias y voluntad en el Deporte.

Desde respeta lgtbh condenamos la situación vivida ayer en el Camp Nou de Barcelona. Donde Michael, entrenador del Málaga se le estaba llamando “maricon” con total pasividad del arbitro.

No se pueden permitir que el racismo, la xenofobia y homofobia campen a sus anchas en los estadios de fútbol. Ayer fueron los insultos a Michael. Cuantos días son las Esvasticas y las cruzes gamadas que invaden las gradas llevadas por supuestos aficionados que ven en el fútbol y sus campos un altavoz de su Odio?

A la liga de fútbol profesional, sancionen a los clubes que permiten que odio campe a sus anchas. Entre el Odio, el Odio a los y las LGTBI.

Equipo respeta lgtbh

Comments are closed